© Yvonne Mcclement | Scanography | Arte Digital | Cóctel Demente

Existen muchas maneras de presentar la realidad y el mundo que nos rodea. La distorsión también es una manera de hacerlo. La más fiable, desde mi punto de vista. Las distorsiones nos hacen pensar que hay algo más detrás de lo que estamos percibiendo. Nos mantienen alerta y nos hacen profundizar en lo que tenemos delante, alejándonos de los cánones interpuestos y de lo que debe ser. La distorsión nos atrae y nos puede llegar a abrir los ojos y descubrir la realidad detrás de lo aleatorio y sin transfondo.

En el mundo del arte todo esto se conoce como Glitch Art, que se define como el uso de errores digitales o analógicos con fines estéticos, ya sea corrompiendo datos digitales o manipulando físicamente dispositivos electrónicos. 

Esto precisamente es lo que hace la artista irlandesa Yvonne Mcclement en sus series “Scanography“.

© Yvonne Mcclement | Scanography | Arte Digital | Cóctel Demente

Con la ayuda de un escáner Cannon y Photoshop, la artista nos presenta estas maravillosas distorsiones de actrices de la época dorada de Hollywood, como Carole Lombard, Myrna Loy o Lucille Ball.

Bellas mujeres que se nos muestran alteradas y retocadas, que parecen esconder algún secreto al que tenemos que acceder. Más allá de la realidad a simple vista, de la deformidad y la distorsión, del error conscientemente provocado, como una llamada a una segunda mirada, como un grito de auxilio al espectador.

© Yvonne Mcclement | Scanography | Arte Digital | Cóctel Demente © Yvonne Mcclement | Scanography | Arte Digital | Cóctel Demente © Yvonne Mcclement | Scanography | Arte Digital | Cóctel Demente © Yvonne Mcclement | Scanography | Arte Digital | Cóctel Demente © Yvonne Mcclement | Scanography | Arte Digital | Cóctel Demente © Yvonne Mcclement | Scanography | Arte Digital | Cóctel Demente © Yvonne Mcclement | Scanography | Arte Digital | Cóctel DementeTodas las imágenes © Yvonne Mcclement | Web | Behance | Facebook | Tumblr