El amor hacia nuestro cuerpo debería ser algo incondicional. Ese templo que nos da cobijo en este mundo, que nos aloja y nos sostiene. Deberíamos querernos, cuidarnos, admirarnos, con nuestras dos hermosas piernas, con nuestros brazos, nuestras manos hábiles, nuestros corazones y nuestras agitadas mentes.

Pero no es tan fácil. Las vallas publicitarias, los anuncios, las noticias, las tendencias, las instagramers con más followers nos dicen, sobre todo a nosotras, que somos imperfectas. Que nuestro cuerpo no es un templo, sino una ruina, que debemos convertirlo en un objeto más suave y perfecto, según su lógica, como si su belleza y proporciones ideales fueran lo único importante y por lo único que serás valorada.

We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel DementeWe are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente

Eugene no. Eugene es la mujer que posa en estas fotos. Ella ama su cuerpo con ropa y sin ella, lo ama aún más. No quiere cambiarlo por otro, disfruta con él, con su fuerza y su ligereza.

La fotógrafa autora de estas imágenes se llama Ksenia Lokotko y vive en Minsk, Bielorrusia. Tiene un estudio fotográfico junto con su marido, Yauhen Lokotko.  Ambos se dedican a la fotografía en diferentes géneros y su fin es experimentar con la creatividad para llegar a parir obras originales y llenas de significado. Traducir ideas interesantes y convertirlas en imágenes. Esta serie de fotografías se llama We are real y en ellas aparece Eugene en una misma postura, en un mismo lugar, en dos fotografías diferentes, lo único que cambia es que en una va vestida y en la otra va totalmente desnuda. No cambia nada, es la misma persona, con todos sus defectos y virtudes.

We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente

We are real - Eugene © Ksenia Lokotko I fotografia I Coctel Demente

© Ksenia Lokotko I Behance