Lo ha vuelto a hacer. Andrew Fairclough me deja encantada de la vida con este nuevo proyecto de ilustración en el que representa temas tan poco mundanos como la introspección, la confusión, la dualidad, el control de los impulsos vistos a través de miradas distraídas, perdidas en el fascinante mundo de la tecnología, atrapadas por el flujo eterno de información que está en todas partes y en ninguna.

Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente

Andrew Fairclough siempre se inspira en ese futuro pasado de la ficción distópica y crea un ambientazo por el que dejarse atrapar con gusto. El aire retro, de ilustración de los años 50 y de comics baratos, dan como resultado final estas once obras de atmósfera algo inquietante, con colores y texturas frutos de experimentos al azar.

Las ilustraciones, que son digitales y se imprimieron en paneles de madera, forman parte de la primera exposición individual de Andrew Fairclough llamada “Total Control” que tuvo lugar del 31 de marzo al 11 de abril de 2017 en China Heights Gallery (Sydney).

Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel DementeTotal Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel DementeTotal Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente Total Control © Andrew Fairclough I Ilustracion I Coctel Demente

© Andrew Fairclough I Behance // Más en Cóctel Demente y Makamo