Negar la muerte es negar la vida. Por tanto es probable que sea necesario entender que lo trágico no es la supuesta existencia de la muerte, sino que hay quienes no aceptan esa posibilidad, y en consecuencia, no alcanzan a vivir.

El artista chileno Fernando Gómez de Balbontín recrea en su serie “Reflexiones sobre la vida y la muerte” escenas de trágicos accidentes que son inquietantes a la vez que hermosas. Los coches destrozados descansan en la cuneta, observados por figuras que parecen no darle importancia al evento y salpicado por gotas de pintura roja, a modo de sangre. Todo ello bajo un precioso cielo de color púrpura o melocotón que nos da la impresión de que nada puede ir mal. Y sin embargo ….

Mediante la pintura, intento construir situaciones anti-dogmáticas. Convertidas en escenarios surreales, estas situaciones representan una crítica a un sistema occidental -inmerso en una sociedad de consumo- que nos mantiene negados a vivir en armonía con nuestra condición, inherente, de seres mortales y espirituales.

Reflexiones sobre la vida y la muerte © Fernando Gomez Balbontin-001 Reflexiones sobre la vida y la muerte © Fernando Gomez Balbontin-001 Reflexiones sobre la vida y la muerte © Fernando Gomez Balbontin-001 Reflexiones sobre la vida y la muerte © Fernando Gomez Balbontin-001 Reflexiones sobre la vida y la muerte © Fernando Gomez Balbontin-001 Reflexiones sobre la vida y la muerte © Fernando Gomez Balbontin-001 Reflexiones sobre la vida y la muerte © Fernando Gomez Balbontin-001Todas las imágenes © Fernando Gómez Balbontín

Web | Facebook | Twitter