Recorta por aquí, sube por allá, perfecciona mi reparable cuerpo, cóselo para que no se note, hazme otra, con gruesos labios y pechos turgentes, con carnes firmes y falsas, con nalgas que desafíen la ley de la gravedad cayendo hacia arriba. Y que todos me miren al pasar y que todas me envidien por mi aspecto imposible de mejorar hasta que sobreviva a la próxima operación…

Arte © Dmitry Savchenko I Coctel DementeArte © Dmitry Savchenko I Coctel Demente

Estas obras pertenecen a la serie “Plasticus” creada por el artista ucraniano Dmitry Savchenko para una exposición. Sobre las fotografías de las bellas estatuas de estilo clásico, modelos de perfección de figura humana, sobrepone trazos, líneas continuas y discontinuas, además de conceptos o expresiones. Una clara crítica a la búsqueda de la perfección mediante cirugía plástica con un doble fondo que llega más allá de lo evidente.

Arte © Dmitry Savchenko I Coctel Demente Arte © Dmitry Savchenko I Coctel Demente Arte © Dmitry Savchenko I Coctel Demente Arte © Dmitry Savchenko I Coctel Demente Arte © Dmitry Savchenko I Coctel Demente Arte © Dmitry Savchenko I Coctel Demente

La perfección es algo malo. Si eres perfecto ya no puedes avanzar, ni mejorar, no puedes más que esperar a ser contemplado, admirado, escuchado, sin que nadie rebata tus argumentos.

Soy imperfecta y me gusto así.

Todas las imágenes © Dmitry Savchenko I Behance