Despertar la curiosidad y el entusiasmo es harto complicado, sobre todo en estos tiempos, sobre todo en los niños. Este difícil reto se lo plantea Nate Williams con sus creaciones, despertar el interés de pequeños y grandes, animarlos a conocer el mundo a través del arte y el juego.

Ilustracion © Nate Williams I Coctel DementeIlustracion © Nate Williams I Coctel Demente

Mi interés ya lo tiene, mi curiosidad la estoy satisfaciendo ahora, conociéndolo y disfrutando una a una de sus ilustraciones. Este artista nacido en Salt Lake City ha vivido en muchos lugares del mundo pasando por Uruguay, Panamá, España, Argentina y actualmente reside en Seattle.  Su interés por la cultura hispana se manifiesta en sus dibujos, aunque muchas veces me parecen influenciados más por la africana. En cualquier caso siempre son alegres, coloridos, festivos.

Para trabajar utiliza distintos materiales. Coge ideas de aquí y allá mientras no hace nada, mientras pasea o se sienta en el parque sin intención alguna. Boceta de forma apresurada, basándose sólo en ideas y más tarde pasa a limpio, casi siempre en papel. Después llega la hora de digitalizar y dar el toque final. Le gusta que su acabado sea orgánico, artesanal, por eso usa lápices, rotuladores, acrílicos, acuarelas, fotocopias o tinta china. Los temas retratados son cotidianos, simples situaciones llenas de vivos colores planos, con algún lettering, ¿un poco naif, o más bien cubista?

Ilustracion © Nate Williams I Coctel Demente Ilustracion © Nate Williams I Coctel Demente Ilustracion © Nate Williams I Coctel DementeIlustracion © Nate Williams I Coctel Demente Ilustracion © Nate Williams I Coctel Demente Ilustracion © Nate Williams I Coctel DementeIlustracion © Nate Williams I Coctel DementeIlustracion © Nate Williams I Coctel Demente Ilustracion © Nate Williams I Coctel DementeIlustracion © Nate Williams I Coctel Demente Ilustracion © Nate Williams I Coctel Demente Ilustracion © Nate Williams I Coctel Demente

Nate Williams es también Alexander Blue, ilustrador deseoso de pintar cosas brillantes, bonitas y optimistas, más lúdico y divertido, si cabe, que el propio Williams.

Imágenes © Nate Williams | Behance