Hace algunos años vivía en Madrid. Pasaba montones de horas subida en el metro, ¡en mi vida he leído tanto! Pero había días que, por una u otra razón, no tenía libro. Entonces miraba los zapatos de la gente. Al principio fue una manera de no mirar a los ojos a tantas personas desconocidas que pasaban tan cerca de mí, pero después empezó a gustarme, era como un juego. Miraba los zapatos de alguien e intentaba averiguar cosas de su propietario.

Será por eso que me ha encantado lo que hace Gwen Murphy, una artista estadounidense. En su proyecto “Foot Fetish,” coge pares de zapatos y les da vida con un poco de arcilla. Saca la personalidad de un par de zapatos sin que necesiten un propietario.

¿Bizarro?, sí, sin duda. ¿Original, divertido, sorprendente? ¡Me gustan sus zapatos!

Arte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel DementeArte, escultura © Gwen Murphy I Cóctel Demente

Todas las imágenes © Gwen Murphy I Facebook