La lluvia es un fenómeno tremendo. En ciertas culturas, incluso en mi mente infantil a veces, se puede imaginar que llueve porque el cielo está llorando. Puede estar llorando por tristeza o por emoción, de rabia o de alegría, con fuerza o con silencio…

2-PLaylist-Lluvia-y-tequila-Música-Cóctel-Demente

La lluvia es una paradoja. Un conflicto interno que siempre, siempre evoca una acción o su reacción. Desde la alegría de saltar en charcos* hasta las ganas de quedarse dormido al ritmo de las gotas que caen tomando la decisión de ir con paraguas o dejarse mojar.

En el sur, la lluvia es violenta y apasionada. En el norte, fiel y leal. Toma varias formas y nombres: llovizna – u orballo o calabobos, también xirimiri –, lluvia, churrasco … (eeehh, no!) chubasco! … granizo, aguacero, diluvio y tormenta… Reconozco que todas estas sutilezas las aprendí viajando por España.

Cada lluvia es un recuerdo, un momento que se fija y se acompaña de una música latente, suave y tan ambigua como el tiempo. Porque en realidad, la lluvia no es ni triste ni alegre, es un reflejo de nuestro estado de ánimo. Hoy esta playlist me parece alegre y llena de ilusión. La lluvia tiene su poesía y su música…y si tienes frío, ¡acompáñala de un chupito de tequila!


* … y para los más pacientes, tras toda esa lluvia mojando el asfalto, os hemos dejado para el final el himno de todos los “pisacharcos” del mundo (que no son pocos)… aquel ‘Hoppipolla’ (palabro tan poético como other-wordly) de los Sigur Rós… En su versión en directo (Inni, 2011) en nuestra playlist de hoy … y para los más completistas, os enlazamos el video oficial, rodado por Arni & Kinski en 2005 y que os encontrareis aqui