El selfie es un nuevo medio en el que la artista femenina y el cuerpo femenino tienen la propiedad total de su imagen. Leah Schrager

La artista Leah Schrager crea autorretratos elegantemente alterados digitalmente y descaradamente sexualizados y los publica en sus cuentas de las redes sociales. Defiende el valor artístico y el mérito de los selfies, ya que estos proporcionan a la modelo un control legal y económico total sobre sus imágenes y autoexploraciones propias que ofrecen una alternativa de empoderamiento al estado tradicional de las modelos bajo “man hands” (hombres que venden las imágenes de las mujeres como arte). Mientras que la mayoría de las artistas contemporáneas ignoran o critican la mirada masculina, ella la abraza y la explora mediante el uso de un enfoque abierto de la sexualidad.

En “The Goldfinger Suit“, Leah se ha inspirado en la escena de la película de 1964 de James Bond, Goldfinger, donde Jill Masterson, pintada de oro,  es encontrada muerta. Esta escena hizo que Schrager pensara en lo que las mujeres son y no pueden hacer, y qué precio tienen que pagar.

© Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente © Leah Schrager | The Goldfinger Suit | Fotografía | Cóctel Demente

Todas las imágenes © Leah Schrager | Instagram || En Cóctel Demente ya habiamos visto sus infinity selfies