Con la mujer como protagonista casi absoluta, la ilustradora Laura Callaghan se aferra a una cotidianidad de colores vibrantes, desorganizada y con un punto gamberro para torear la exquisitez que nos exigimos en la vida (sin a veces lograrlo). De sus figuras se extrae una declaración de intenciones y un querer plantarse ante la vida desde sus múltiples caras. Atendiendo al mínimo detalle, con una pulcritud que sobrecarga el ambiente de estímulos, Callaghan nos secuestra en la imagen para que descubramos siempre algo pasado por alto, para (re)educarnos en el arte de la observación.

Originaria de Dundalk, Irlanda, la ilustradora emplea en su obra gráfica una técnica mixta que combina lápiz, acuarela y tinta india. En su trabajo siempre se intuye su mano y su devoción por lo auténtico, además de una muy interesante iconografía irlandesa, en honor a sus raíces.

© Laura Callaghan y el afán cotidiano | Ilustración | Cóctel Demente

© Laura Callaghan y el afán cotidiano | Ilustración | Cóctel Demente

© Laura Callaghan y el afán cotidiano | Ilustración | Cóctel Demente

© Laura Callaghan y el afán cotidiano | Ilustración | Cóctel Demente

© Laura Callaghan y el afán cotidiano | Ilustración | Cóctel Demente

© Laura Callaghan y el afán cotidiano | Ilustración | Cóctel Demente

Todas las imágenes © Laura Callaghan  | WebTwitter | Instagram | Tumblr