A veces, sueño con otras vidas, en otros países, otras culturas. Eslovenia es para mí una de esas vidas paralelas imaginarias. Una vida con otras elecciones, otras oportunidades, otros deseos. En algún momento, en esta vida, he decidido que para mí, era España…pero si hubiera estudiado y trabajado en Alemania entonces, ¿dónde hubiera acabado? ¿Ljubljana? ¡Quién sabe!

Compartimos hace unos meses, un recorrido de skate a través de la ciudad, video dirigido por Kristian Stramic. Siguiendo las semillas, piedritas y migas, me he encontrado con el trabajo de Rob Draganfotógrafo esloveno afincado en París.

Rob_Dragan

En las series dedicadas al monopatín: Lines (lineas), Shadows (sombras) e ultimamente Ride with pride (Patina con orgullo), captura la esencia de este arte: el protagonismo no sólo lo tiene el skater, sino el entorno, el asfalto, el movimiento, etc. Con planos anchos, el skater forma parte de la naturaleza urbana, como un águila en la montaña.

RobDragan-lines_CóctelDemente

RobDragan-lines_CóctelDemente RobDragan-lines_CóctelDemente RobDragan-lines_CóctelDemente RobDragan-lines_CóctelDemente RobDragan-lines_CóctelDemente RobDragan-Shadows_CóctelDemente RobDragan-Shadows_CóctelDemente RobDragan-Shadows_CóctelDemente RobDragan-Shadows_CóctelDemente RobDragan-Shadows_CóctelDemente RobDragan-Shadows_CóctelDemente