“Los dogmas solo anidan en las cabezas más obtusas”