“Si quieres ser universal, habla de tu pueblo, de tu aldea”
Anton Chéjov, escritor y dramaturgo ruso

En la mitología griega, las Islas Afortunadas o Islas de los Bienaventurados, entre las que se encuentran las Islas Canarias, eran ese lugar de eterna primavera y felicidad que estaba reservado a los que habían mantenido su alma completamente apartada de la injusticia.

Tengamos el alma limpia o no, el caso es que viajar y vivir en las islas Canarias produce esa percepción cuasi divina de no pertenecer a este mundo, una sensación que bien conoce Rubén Acosta. 

En su libro ‘La costa afortunada’ (Ediciones Remotas), este artista visual y fotógrafo lanzaroteño profundiza en la autenticidad de esos lugares canarios a los que no llega el turismo, a través de un compendio de historias personales. Así, retrata la arquitectura, geografía y especialmente la manera de vivir y sentir en las nueve islas del archipiélago canario (incluidas La Graciosa y Lobos), pero con un enfoque de fuera a dentro, dejando el mar a las espaldas.

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

En palabras de Acosta, artista interesado en urbanismo y sostenibilidad, “’La costa afortunada’ la componen poblados de la costa de las islas Canarias que son casi desconocidos incluso para la mayoría de residentes. Son espacios de resistencia al progreso, alejados de rutas turísticas, en el límite de lo social y natural, y que en muchas ocasiones ni aparecen en los mapas”. Se trata, añade, de “núcleos contraculturales que sobreviven como encapsulados en medio del reinado absoluto de la hiperconexión y la industria masiva del viaje”.

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

Agradezco a Rubén el haber creado un trabajo documental alejado de esos tremebundos y deshumanizados resorts turísticos y que enfatiza en lo ‘auténtico’, dignifica a las personas que viven en las aldeas del litoral y conquista el alma de los que vivimos enamorados del pueblo canario.

Un pueblo cuyo encanto reside en la velocidad a la que se mueven sus gentes, de forma pausada, al golpito, con toda la calma del mundo, pero con mucho fuego en el corazón.

© ruben acosta | La Costa Afortunada | Fotografía | Cóctel Demente

Declaraciones recogidas en Onda Fuerteventura.
Todas las imágenes © Rubén Acosta | Web | Instagram