Figuras humanas mutando en criaturas salvajes, fantasías creadas en la mente de Kontorn Boonyanate, engendros de aspecto frío y pulido. Esculturas digitales que parecen talladas en puro marmol de Carrara. Se me viene a la  cabeza la pregunta, ¿con qué nos asombraría el mismísimo Miguel Angel de tener a su alcance la tecnología actual? Aunque es conocido su dicho, de que él, solo descubría la figura que estaba dentro del bloque de piedra. Como le debe ocurrir al propio Kontorn Boonyanate, que encuentra entre los pixeles, vectores y mallas 3D, las formas que dan volumen a sus bocetos.

Criaturas dementes de Kontorn Booyanate I Arte, escultura I Cóctel Demente Criaturas dementes de Kontorn Booyanate I Arte, escultura I Cóctel Demente Criaturas dementes de Kontorn Booyanate I Arte, escultura I Cóctel Demente Criaturas dementes de Kontorn Booyanate I Arte, escultura I Cóctel Demente Criaturas dementes de Kontorn Booyanate I Arte, escultura I Cóctel Demente Criaturas dementes de Kontorn Booyanate I Arte, escultura I Cóctel Demente Criaturas dementes de Kontorn Booyanate I Arte, escultura I Cóctel Demente

 

Kontorn Booyanate | Behance