A Kayan Kwok, artista, ilustradora y diseñadora gráfica con sede en Hong Kong, las bananas le aportan inspiración.

Tal vez sea porque de la banana casi todo es engaño, no nace de un árbol sino de una hierba perenne, ni es un dildo a pesar de que nuestra psique no pare de verlo así. Tiene más potasio que la madera de roble (dato no contrastado) y su exceso puede causar ritmos cardíacos anormales.

Kayan Kwok, en su logrado esfuerzo de realizar un poster cada día durante 365, debió de llegar a la conclusión que los frutos de la Musa Paradisiaca causan al cerebro comportamientos maravillosamente impredecibles.

Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana Kayan-Kwok // Banana

Todas las imágenes © Kayan Kwok| web | behance