“Entré desnudo, y desnudo me hallo (…)”
El Quijote II 55

La intimidad que transita la fotógrafa londinense Juno Calypso tiene una especial carga nostálgica. En su experimentación consigo misma, a través de su alter ego ‘Joyce’, la artista construye una versión de la femineidad con un velo melancólico que, en palabras de la artista, “se lleva al extremo hasta ritualizar lo absurdo”.

Para realizar la serie The Honeymoon’, continuación de ‘Joyce I, Calypso se presentó con su maleta llena de lencería y pelucas en un resort de Pennsylvania, exclusivo para recién casados (sí, esto existe), donde pasó una semana disparando. Allí se nos presenta una inquietante Joyce, explica la fotógrafa, “en momentos de preparación y anticipación. Una mascarilla de belleza se convierte en una metamorfosis de ciencia ficción. Joyce aparece sola, absorbida y exhausta por su propio reflejo”.

© Juno Calypso, seducción en solitario | Fotografía | Cóctel Demente

The Honeymoon Suite, 2015 – Serie The Honeymoon, Joyce II

© Juno Calypso, seducción en solitario | Fotografía | Cóctel Demente

Untitled, 2015 – Serie The Honeymoon, Joyce II

© Juno Calypso, seducción en solitario | Fotografía | Cóctel Demente

A Dream in Green, 2015 – Serie The Honeymoon, Joyce II

Por cierto que, a modo de guiño, el uso de las máscaras de plástico y las tonalidades de algunas de las imágenes de Calypso me han recordado a la película dirigida en 2014 por Ryan Gosling, ‘Lost River’, que a su vez bebe mucho de la estética Lynch.

© Juno Calypso, seducción en solitario | Fotografía | Cóctel Demente

Fotograma de ‘Lost River’ con la actriz Christina Hendricks

© Juno Calypso, seducción en solitario | Fotografía | Cóctel Demente

The Champagne Suite, 2015 – Serie The Honeymoon, Joyce II

© Juno Calypso, seducción en solitario | Fotografía | Cóctel Demente

The Massage Mask, 2015 – Serie The Honeymoon, Joyce II

© Juno Calypso, seducción en solitario | Fotografía | Cóctel Demente

Eternal Beauty II (Film Still), 2014 – Serie Eternal Beauty, Joyce II

Y ya, desde una perspectiva muy personal, quería compartir mi entusiasmo con algunas contradicciones generadas por el propio discurso. Cuando nos desnudamos en la intimidad ante nuestra propia vulnerabilidad, ¿somos nosotros mismos? Y, cuando lo hacemos al amparo de un alter ego, ¿lo seguimos siendo? Glup.

Todas las imágenes © Juno Calypso | Web | Twitter | Instagram