No fumes. No bebas café. No te pongas desodorante que tiene aluminio. No uses champú que tiene sulfatos, parabenos y petróleo. Bebe leche. Come fruta….

GMF © Enrico Becker | Fotografía | Cóctel Demente

Somos unos hipócritas. Hablamos de las marcas pero en cuanto tenemos que elegir un producto supuestamente sano, no nos paramos a pensar en su origen o en las condiciones de su cultura. Apenas miramos el país, que igual se ha transformado en una marca de referencia para definir la calidad de las frutas…ya. Así vamos, dando consejos de salud sin saber, basados en rumores y creencias.

La serie GMF o comida genéticamente modificada, del diseñador alemán Enrico Becker, nos invita a pensar un poco más allá del dogma. No nos entrega una verdad verdadera y no nos dice que pensar. El mensaje no es: “la fruta es mala para la salud”…¡y tanto!

Con movimientos geopolíticos que te cagas, los OGM (Organismo Genéticamente Modificado) están en el centro de una guerra de magnates psicópatas que se preocupan poco de nuestra salud pero sí de su cartera. De hecho, si nuestra salud o su falta les puede ayudar a enriquecerse, mejor aún.

No. No creo que la respuesta sea comer menos frutas. No. No creo que tengamos un control real sobre lo que compramos. No. No todos los productos naturales son buenos. No. No todos los productos bio son buenos. Y la verdad es que no, no tengo ni idea sobre los OGM ya que no tenemos nada de información sobre como los cultivan, lo que añaden, el agua de la zona…nada, cero, zip, zilch, nada. 

Por lo tanto, también tenemos algo de responsabilidad en esto. Cerrar los ojos, echar la culpa a otros o quejarse tampoco mejora la salud o el bienestar. Todos tenemos el derecho y el deber de elegir de manera consciente: ¿Quiero una fruta que se cultive más cerca que quizás no tenga el label bio pero sí por todos los kilometros, la gasolina y la polución que ahorra? ¿Quiero un producto barato porque no tengo el presupuesto para hacerme hipster verde y no me queda más que arriesgarme? ¿Lo compro todo en el supermercado porque no me da la vida para ir a otro sitio? ¿Encuentro una asociación o una cooperativa que entrega frutas locales bio? ¿Monto mi propia huerta? ¿Quiero un zumito natural de naranja en verano?

Nope, no hay respuesta correcta. Depende de cada uno, de lo que podemos o debemos hacer y con qué podemos o debemos vivir.

Lo que no deberíamos hacer es dejar esta decisión en manos de otros: seguir, sin pensar, los consejos del médico de la tele, los de nuestras madres, porque ellas saben (la mía no tiene ni puta idea sobre el tema, te lo puedo asegurar) o de una superestrella que se ha puesto a beber zumos de césped todo el día…!!!

No te diré qué comer ni qué beber. Yo mismo tengo mis vicios (¡y también virtudes, ¿eh?!). Los que me conocen, ya saben…¡¡¡¿pero si el tabaco es orgánico, es bueno, no?!!!!

¡Piénsatelo! 

GMF © Enrico Becker | Fotografía | Cóctel Demente GMF © Enrico Becker | Fotografía | Cóctel Demente GMF © Enrico Becker | Fotografía | Cóctel Demente GMF © Enrico Becker | Fotografía | Cóctel Demente GMF © Enrico Becker | Fotografía | Cóctel Demente GMF © Enrico Becker | Fotografía | Cóctel Demente

Todas las imágenes © Enrico BeckerWeb