© Marta Bevacqua I Fotografía I Cóctel Demente

La joven fotógrafa italiana de 27 años, Marta Bevacqua, con su trabajo nos hace visitar épocas pasadas y escenarios surrealistas. Empezó a hacer fotografías a los 16 años por casualidad, de manera autodidacta y gradualmente se ha ido profesionalizando en lo que hoy por hoy reconoce como su pasión.

Magia y belleza se fusionan en su trabajo. Cuando la observas, automáticamente te seduce cada uno de sus disparos, donde prima la fantasía en la mayor parte de sus capturas. Claramente influenciada por el cine, sus encuadres podrían ser fotogramas de cualquier escena de una película de Wes Anderson.

© Marta Bevacqua I Fotografía I Cóctel Demente

La cara opuesta a este mundo “naif” la encontramos en su obra fotográfica cuando observamos como introduce salvajemente en sus retratos elementos naturales en combinación con la fragilidad de las formas femeninas. El misticismo lo encontramos en esa mezcla perturbadora de la que se rodea para resaltar el rostro y el cuerpo femenino de una belleza tranquila.

© Marta Bevacqua I Fotografía I Cóctel Demente

Destaca en su proceso creativo la unión de la naturaleza con la feminidad, la forma en la que trabaja la luz natural y la post-producción milimétrica que gana en elegancia manteniendo la naturalidad.

© Marta Bevacqua I Fotografía I Cóctel Demente

El uso y combinación de colores hacen que cada una de sus fotografías nos transporte automáticamente a un cuento y nos envuelva en un mundo con olor a naftalina. Nos enamora su delicada forma de hacer magia y de retratar la figura de la mujer,  con fuerza y brutalmente delicada a la vez. Esta maravillosa fotógrafa se ha convertido en fuente de inspiración para muchos.

© Marta Bevacqua I Fotografía I Cóctel Demente

Armada con su cámara como una prolongación de sí misma, y una lente 50 mm como principales herramientas de trabajo nos cuenta historias y provoca al que observa a imaginar cómo acaban. Como ella misma expresa en una entrevista para My Modern Met:

Stories are important to me. It’s through a story that we can see emotions and, in my opinion, it’s the emotion that makes an incredible portrait. It can be any existing emotion, and everyone can see it personally.

Y realmente consigue transmitirnos esa atmósfera tan personal y bucólica con la que estamos siendo parte de su emoción. No me cabe duda de que seguirá sorprendiendo con su trabajo y nos seguirá seduciendo.

© Marta Bevacqua I Fotografía I Cóctel Demente

Todas las imágenes ©  Marta Bevacqua flickr | web | instagram