¿Te apetece una pausa? Aquí la tienes. Te invito a sumergirte en este corto creado por Ollie Magee, que me ha parecido una gran obra de animación sin contemplaciones.

Su estilo es impactante y recuerda a Basquiat, algo grotesco y basto, sólo que más oscuro. El tema de fondo tampoco es moco de pavo, ni el audio, que si cierras los ojos, te traslada a una ciudad abarrotada de tráfico en un día de lluvia.

Al principio pensé que este no era un buen corto para estos tiempos preveraniegos tan optimistas. Pero si le das la vuelta a la tortilla puede que sí, que lo que haga sea animarte a aprovechar el momento, a vivir más intensamente y escapar de la monotonía. Lo que es el clásico carpe diem.

Según comenta el autor:

Un hombre cae y encuentra la paz afrontando su destino conforme aprende a alejarse de las emociones, sensaciones y su cuerpo físico. Impacta en la ciudad y la gente lo siente sólo por un breve momento.

Mientras todos vamos a lo nuestro, ahí hay alguien afrontando su destino con valentía, estrellándose irremediablemente con su sino. Pero la vida sigue, nada cambia, nada se para.

Fall © Ollie Magee I Corto de animacion I Coctel Demente Fall © Ollie Magee I Corto de animacion I Coctel Demente Fall © Ollie Magee I Corto de animacion I Coctel Demente Fall © Ollie Magee I Corto de animacion I Coctel Demente

© Ollie Magee | Vimeo // Fuente: The Curious Brain