El presente no es como lo esperábamos hace treinta años. Pero es el que tenemos. La tecnología no ha conseguido (todavía) que todos volemos en nuestros coches, pero sí ha conseguido otras cosas. Es el caso de este proyecto de Nobumichi Asai, que ha creado junto con un equipo de diseñadores digitales y maquilladores.

Parece cosa de magia, pero no lo es. Tampoco es gracias a horas y horas de ensayo, cosa que tendría mérito. Este video, continuación de Omote, utiliza una técnica de mapping 3D con un sistema que escanea y sigue los movimientos del sujeto en tiempo real creando un efecto espectacular. Las posibilidades que aporta esta tecnología a las actuaciones en vivo es asombrosa.

Face-Hacking en tiempo real de Nobumichi Asai I Cóctel Demente

Esta es la segunda parte, hubo ya un primer intento también asombroso, Omote, que podéis ver a continuación.

Fuente: Íñigo Pereira y Vj Spain