El autor, a base de añadir capas de distintos colores consigue crear un efecto 3d de enorme profundidad, un encaje perfecto de color y luz difícil de manejar aunque para 1010 parezca tan sencillo de realizar.

Un juego de dimensiones en el que apetece sumergirse, tal es el engaño que producen en el ojo humano cualquiera de las intervenciones de 1010. Agujeros en muros y paredes llenos de color para crear ilusiones ópticas divertidas y tramposas. Siluetas y figuras geométricas que parecen abrir un portal a otras dimensiones.

Aunque su mayor producción es esta, no es la única, otra de sus obsesiones, cabezas de pájaros de picos que parecen pedir comida o hablar, humanizados hasta el extremo.

© 1010 | street art |3d | Cóctel Demente © 1010 | street art |3d | Cóctel Demente © 1010 | street art |3d | Cóctel Demente © 1010 | street art |3d | Cóctel Demente © 1010 | street art |3d | Cóctel Demente © 1010 | street art |3d | Cóctel Demente © 1010 | street art |3d | Cóctel Demente© 1010 | street art |3d | Cóctel Demente© 1010 | street art |3d | Cóctel Demente

© 1010 | Web