Escritor, fotógrafo, historietista. pianista de jazz, diseñador gráfico, además, o sobre todo, Dave McKean (Maidenhead, Inglaterra – 1963) es ilustrador, aunque supongo que no le descubro nada a nadie; reconocido en la profesión, ha ilustrado historias de grandes como Neil Gaiman, Grant Morrison o Stephen King, sin olvidar sus inolvidables portadas de discos o sus diseños para The New Yorker, Sony o  Kodak.

Sirva como una demostración más de su capacidad creativa esta amalgama de expresionismo y surrealismo en la que se embarca en sus trabajos; Mckean llena de fuerza visual cada uno de sus trabajos, imágenes irreales que nos llevan exactamente donde quiere el autor.

Protagonistas que no necesitan justificar su presencia aunque no derrochen sociabilidad, mundos en los que perdernos, extraños, en los que casi oímos nuestros nombres, una invitación a formar parte que pocos dejaran pasar; quizá ahí radique, al menos en parte, el éxito del autor, una vez estás delante de su obra no puedes evitar sumergirte en ella.

 © Dave McKean | La creatividad convertida en riqueza visual | Cóctel Demente  © Dave McKean | La creatividad convertida en riqueza visual | Cóctel Demente  © Dave McKean | La creatividad convertida en riqueza visual | Cóctel Demente  © Dave McKean | La creatividad convertida en riqueza visual | Cóctel Demente  © Dave McKean | La creatividad convertida en riqueza visual | Cóctel Demente  © Dave McKean | La creatividad convertida en riqueza visual | Cóctel Demente  © Dave McKean | La creatividad convertida en riqueza visual | Cóctel Demente  © Dave McKean | La creatividad convertida en riqueza visual | Cóctel Demente

Sonnet 138 –  Cortometraje

Todas las imágenes © Dave Mckean | Web