Claudio Lasorba es un artista con sede en Zárate, Buenos Aires, cuyas pinturas revelan una extraordinaria sensibilidad envueltas de nostalgia y delicada sensualidad. Sus obras, en acrílico sobre tela, son un canto a la belleza y al amor, moviéndose en el arte figurativo con una detallada técnica llena de expresividad. Aunque es su trabajo en acrílico lo que más nos ha fascinado, Lasorba también utiliza otras técnicas como el lápiz, aerografía, pintura sobre chapa y técnicas mixtas para ilustrar instrumentos musicales, vehículos o murales.

©Claudio Lasorba - Sin Pecado - cocteldemente©Claudio Lasorba – Sin Pecado

©Claudio Lasorba - Amor Intenso - cocteldemente©Claudio Lasorba – Amor Intenso

©Claudio Lasorba - Absoluta Soledad - cocteldemente©Claudio Lasorba – Absoluta Soledad 

Claudio Lasorba aborda la figura humana desde diferentes concepciones estéticas. Algunas de sus obras son perfectas representaciones figurativas donde la figura queda perfectamente definida, y otras, la mayoría, los cuerpos quedan difuminados en parte ofreciéndonos un aspecto surrealista, de ensueño, donde los personajes parecen diluirse en un espacio imposible. Esas figuras incompletas cobran una fuerza y un encanto especial con sutiles detalles, como si negativos quemados se tratase. En medio de ese caos aparente emergen cuerpos llenos de pasión y con una increíble expresividad y una particular paleta de colores que profundiza más en el mensaje, un mensaje apasionado y hermoso que nos seduce con facilidad.

©Claudio Lasorba - Lazo Eterno - cocteldemente©Claudio Lasorba – Lazo Eterno

©Claudio Lasorba - Manatiales Turbios II - cocteldemente©Claudio Lasorba – Manantiales Turbios II

©Claudio Lasorba - Nostalgia - cocteldemente©Claudio Lasorba – Nostalgia

A veces uno se encuentra con artistas que brillan por la calidad humana que desprenden sus obras. Esto es lo que sucede al contemplar las pinturas de Lasorba. Su trabajo pictórico destila pasión y sentimiento, nos envuelve en suaves brumas arrastrados por esas figuras que parecen emerger de la nada, o tal vez difuminarse en nuestros sueños, porque al final, todo aparece y desaparece sin un orden concreto y lo que nos queda es esa dulce sensación de haber descubierto una nueva perspectiva. Que el espectador sienta es lo que busca el artista, y que duda cabe que la obra de Claudio Lasorba lo consigue.

©Claudio Lasorba - Venus - cocteldemente©Claudio Lasorba – Venus

©Claudio Lasorba - Exitacion - cocteldemente©Claudio Lasorba – Exitacion

©Claudio Lasorba - Toma mi Alma - cocteldemente©Claudio Lasorba – Toma mi Alma

©Claudio Lasorba - Solo un Sueño - cocteldemente©Claudio Lasorba – Solo un Sueño

©Claudio Lasorba - Sólo un Instante - cocteldemente©Claudio Lasorba – Sólo un Instante

©Claudio Lasorba - Manatiales Turbios I - cocteldemente©Claudio Lasorba – Manantiales Turbios I 

Todas las imágenes © Claudio Lasorba | Instagram | Facebook