Jessica ama la vida. Lo único que añadiría a la vida, si pudiera, seria un fondo musical

Intro de “Soap” (Enredo)

Son grandes tiempos para las series de televisión. Los mejores. Es el Peak TV. La edad de oro… Sólo Youtube o Pornhub reciben más atención del espectador de streaming medio.

La ingesta pasivo-masiva de capítulos se ha convertido en el sillón ball con más garantías de éxito y menor previsión de riesgo. Por alguna razón, no exenta de lógica, espectadores mujeres, hombres y viceversa preferimos enredarnos en un Apocalipsis Zombie capítulo a capítulo; ya sea solos, con conocidos (Tu casa es la mía, Tu cara me suena) o desconocidos (First dates); siempre y cuando nos mantenga a salvo de ser Salvados por Sálvame, morir atragantados por Un café con Susana, empachados por Los desayunos de TVE, vernos reflejados en el Espejo Público o estar En el punto de mira hasta achicharrarnos Al rojo vivo… entre un buen montón de OTredades catódicas.

En solitario (unas cocas y unos Cheetos) o en pandillita (Unas birras, taquitos de jamonqueso y un cuñado hipster haciendo Pause para comentar cada plano, cada frase, cada momentazo…), el binge watching seriéfilo (lease maratón televisivo) es el nuevo rave. Esto ya sucedía cuando “tan sólo” éramos cinéfilos. Todo sucedia más o menos del mismo modo, pero en los apenas 120 minutos que duraba la peli… y además entonces le dábamos también mucha importancia a la banda sonora, al fondo musical de la cinta; como Jessica Tate.

A Los Forgotifyers, entre los que andamos enredados jessicas, cuñados y hipsters (como en cualquier mejor familia), lo que más nos sorprende es el escaso énfasis que las producciones actuales parecen poner en las bandas sonoras originales de las series a estrenar. Apenas un poco de library music de stock y dos tres pop songs por capítulo para darle un poco de fondo musical Es tendencia, pero no generalizada (¡menos mal!), y hay, por supuesto, excepciones que confirman la regla. Todos nos sabemos un buen puñado de ejemplos. Nosotros hoy queremos proponeros estas cinco bandas sonoras, todas ellas de otras tantas miniseries que ver en un binge watching express. Son cinco series diferentes, si las comparamos a las habituales, a lo que dicta el mainstream… y por suerte para nosotros, sus bandas sonoras, son también… diferentes. A ver vosotros que opináis

5 bandas sonoras diferentes para 5 series de TV diferentes

1845, Las tripulaciones de los barcos de la Royal Navy HMS Erebus y HMS Terror se aventuran en el circulo polar ártico en busca del Paso del Noroeste; quedan atrapados en el hielo y sobrevivir, a partir de ese momento, será su única prioridad…

Joder que frío. Joder que hambre. Joder que miedo. Joder que bueno es el actor Jared Harris… aunque el resto del plantel tampoco es manco (por lo menos al comienzo de la serie). Es The Terror (una serie buenísima), basada en el best seller homónimo de Dan Simmons (muy buen escritor).

Colmo de lo gélido e incidental, ergo refrescante a más no poder, la banda sonora, que todavía estamos shazameando oficiosamente a la espera de una release oficial, es una antología de trabajos procedentes de diferentes álbumes del difunto compositor sueco Marcus Fjellström a los que se suman cortes de otros artistas como Tangerine Dream o Lustmord.

1 CoDe #LoGo_CoDe 0 Original

La Ciudad y la Ciudad sucede en un futuro no muy lejano, y contrasta a dos ciudades, que habitan en el mismo lugar, cada una con su cultura, sentimientos, idioma y riquezas

Dominik Scherrer
© Simon Rowe | The city and the city map

© Simon Rowe | The city and the city map | via

Considerada durante años como de muy difícil adaptación, BBC Two estrenaba durante la primera semana de abril la miniserie The city and the city, que traslada a la pantalla (brillantemente a nuestro entender) la novela del mismo título del escritor británico de weird fiction China Mieville. Su director Tom Shankland (Ripper Street, The Missing) confió la partitura de la serie nuevamente al compositor suizo-británico Dominik Scherrer, para quien la música tuvo que resaltar el contraste y unir la historia que abarca las dos ciudades teniendo en cuenta que las dos ciudades en las que se desarrolla la historia, Beszel y Ul Quoma, coexisten en el mismo espacio geográfico pero están separadas porque se enseña a las personas desde su nacimiento a no ver la otra ciudad.

Para lograrlo, Scherrer proporcionó a las dos ciudades sus propios sonidos característicos: “Besźel tendría un sonido lo-fi, de inspiración centroeuropea a pequeña escala, pero extrañamente futurista, mientras que Ul Qoma tendría un sintetizador analógico de ciencia ficción retro con un estilo de orquesta sinfónica.”

1 CoDe #LoGo_CoDe 0 Original

Requiem (BBC One, Netflix)

1994, un bebé desaparece misteriosamente en un pequeño pueblo de Gales. 2017, la chelista Matilda Gray ve cómo su vida se tambalea tras el inexplicable suicidio de su madre. Descubre pruebas que conectan a su madre con el caso del bebé desaparecido. Comida por la curiosidad Matilda se embarca en un viaje a los rincones más oscuros del Gales rural en busca de respuestas.

Tanto temática como estéticamente la miniserie Requiem (BBC One, Netflix) remite inmediatamente a telefilms y teleseries de terror británicas de los años 70 (The Stone tape, The Wicker Man, Children of the stones), algo que no ha escapado a la atención de Dominik Scherrer (que está que se sale últimamente) a la hora de encarar la confección de la partitura: una colección de temas llenos de folk oscuro y hauntológico y no pocos guiños a la BBC Radiophonic Workshop y sus bandas sonoras de la época. Todo al servicio del desarrollo de una atmósfera única, en palabras del compositor a la que contribuyen el “spookiness” pastoral del violonchelo y los temas de cuerda y la voz de Natasha Khan (Bat For Lashes)

1 CoDe #LoGo_CoDe 0 Original

Stella Blomkvist

Stella Blómkvist es el scandi noir menos scandi noir de entre todo lo noir que nos llega de Escandinavia. Casi podríamos hablar de scandi pulp en esta ocasión. Basada en la serie de novelas del mismo nombre, la serie sigue a Stella (mezcla de Saga Noren y Sam Spade), una astuta y despiadada abogada de Reykjavík a la que no le faltan ni un pasado oscuro ni una habilidad pasmosa para estar en el lugar equivocado en el peor momento posible.

Helgi Sæmundur se aleja del sonido de otros compatriotas suyos compositores de bandas sonoras (Ólafur Arnalds, Jóhann Jóhannsson) y se marca una vaporosa partitura llena de chill, retrowave electrónico y synthwave ochentero inspirado en bandas sonoras como Drive (Cliff Martinez) o Stranger things (SURVIVE)

1 CoDe #LoGo_CoDe 0 Original

The Changes | BBC 1975

Basada en la trilogía publicada por Peter Dickinson entre los años 68 y 70, The Changes muestra el colapso de la sociedad británica después de que las personas se vean obligadas a rechazar y destruir toda tecnología (automóviles, bicicletas, relojes de alarma…). Una violenta reacción, seguida de un éxodo masivo de la población huyendo de la isla, que es desencadenada por un sonido emitido por los postes eléctricos. La colegiala Nicky Gore se ve atrapada en medio del caos y se ve separada de sus padres mientras estos se dirigen a Francia con la esperanza de encontrar mayor seguridad. A lo largo de los diez capítulos de la serie seguiremos el viaje de Nicky tratando de reunirse con su familia mientras intenta desvelar el misterio que provocó the changes.

Estrenada a principios de 1975, The Changes fue una de las primeras series de televisión post-apocalípticas de la BBC. Gracias a su éxito llegarían tras ella títulos como Survivors o Day of the Triffids. Apenas 43 años, hasta marzo de este mismo año 2018, hemos tenido que esperar hasta que se publicase en vinilo, CD y streaming la banda sonora de la serie. Compuesta por Paddy Kingsland, combina el sonido de un sintetizador EMS Synthi 100 (que aparentemente era tan grande que tuvieron que quitar las puertas del estudio para pasarlo) con el de una pequeña banda en vivo (sitar, percusión, flauta y tuba). Compositor de música electrónica y destacado miembro de la BBC Radiophonic Workshop, Kingsland colaboraría posteriormente tanto en las adaptaciones de radio y televisión de The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy como la música incidental para varios seriales de Doctor Who a principios de los años ochenta.

1 CoDe #LoGo_CoDe 0 Original

Continuará…