Con una larga trayectoria como diseñadora gráfica, de mobiliario, e incluso de iluminación Crissy Angliker dio un paso más para adentrarse en el mundo de la pintura.

Ella misma describe su obra como un intento de equilibrar el control y el caos. Si por un lado, color y trazos representan el control, por otro, las gotas resbalando por el lienzo convertidas en un chorreo incesante apuntan al caos.
Uno y otro llevan a la autora por caminos en los que los opuestos conviven, si nos dejamos imbuir por ellos acabaremos en el mismo punto, haciendo convivir sensaciones antagónicas que, sin embargo, se resisten a separarse.

 

© Chrissy Angliker | pintura | figuración | realismo | Cóctel Demente © Chrissy Angliker | pintura | figuración | realismo | Cóctel Demente © Chrissy Angliker | pintura | figuración | realismo | Cóctel Demente © Chrissy Angliker | pintura | figuración | realismo | Cóctel Demente © Chrissy Angliker | pintura | figuración | realismo | Cóctel Demente © Chrissy Angliker | pintura | figuración | realismo | Cóctel Demente © Chrissy Angliker | pintura | figuración | realismo | Cóctel Demente © Chrissy Angliker | pintura | figuración | realismo | Cóctel Demente © Chrissy Angliker | pintura | figuración | realismo | Cóctel Demente
© Chrissy Angliker | Web