Italia es posiblemente el país donde han salido los más grandes ilustradores de cómics y dibujantes eróticos del planeta como Hugo Pratt, Libertore o Manara, aunque casi igual que en España donde no podemos olvidarnos de artistas como Jordi bernet, Fernando Fernández, Jose González o Esteban Maroto entre otros muchos. Hoy presentamos el excelente trabajo de Adriano De Vincentiis claramente influenciado por el citado maestro Milo Manara, nacido en Teramo y que actualmente vive en Grottammare.

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

Adriano De Vincentiis realizó su primer trabajo profesional en 1993 tras graduarse en la Escuela de Arte. Su novela gráfica “Koshka” ha sido traducida a cuatro idiomas diferentes y apareció en Estados Unidos en “Heavy Metal”, así como en Francia, Bélgica y España. En 1995 se trasladó a Los Ángeles comenzando una temporada con la industria del cine diseñando guiones gráficos, fondos y disfraces y diseño para varios proyectos de animación y en 1997 se mudaría a Hong Kong para trabajar con el director y productor chino Tsui Hark, realizando diferentes diseños de películas y proyectos de animación con Film Workshop. En 2004, De Vincentiis renuncia a todas las ofertas de películas y decide volver a la libertad íntima y creativa de los cómics, y actualmente está diseñando novelas gráficas para el mercado francés. Sus obras siguen apareciendo en varios países, en “Heavy Metal” en los Estados Unidos y en Italia en “Frigidaire”.

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

Adriano De Vincentiis se defiende perfectamente en diferentes estilos, aunque su herramienta principal es el lápiz. Sus dibujos muchas veces se asemejan a bocetos elaborados, posiblemente influenciado por los storyboards que tanto le gustan, pero sin duda la belleza de sus mujeres, la sensualidad y el realismo son sus principales características. La mujer es su inspiración y ella asume todo el protagonismo en su obra “Me siento comprometido a representar la imagen de la mujer porque yo veo que la mujer es un ser superior, la forma femenina de sensualidad y curvas evoca el mayor poder de naturaleza, y cualquier imagen que representa tal belleza debería ser interpretada sólo como una devoción profunda a la vida.”

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

Como ya hemos comentado, el erotismo es el eje sobre el que gira la mayor parte del trabajo de Adriano De Vicentiis, un erotismo que, como él mismo explica, se aleja lo suficiente de la pornografía para que no nos llamemos a engaño:

La pornografía por definición es la dimensión donde ya no hay deseo, es una visión exclusiva del sexo descontextualizado y sin ningún contenido subjetivo, el porno es acto sexual puro, carne sin concepto, el deseo está ausente y no hay atracción, todo sucede de inmediato y termina como en el trabajo de un automóvil. No es que sea poco interesante, de hecho, tiene propiedades increíbles y fascinantes.

Lo erótico, por otro lado, es, puede decirse, exactamente lo contrario de los términos que he expresado. Es el deseo, la conceptualización, el pensamiento, la expectativa, la contemplación, la interiorización del sujeto. Para mí la naturaleza es todo erótica, una cascada o un árbol es igualmente erótico que una chica desnuda en la playa, porque todas estas cosas expresan una increíble fuerza de vida y energía, la energía es erótica, o el erotismo es energía. El erotismo no es lo mismo que el sexo o la desnudez, como a menudo se puede pensar, el sexo y la desnudez son parte de la vida de todos, sin embargo, parecen estar argumentando que cuando se habla de ello, caen presos en lo “erótico”. No estoy de acuerdo con esto, tanto el sexo como la desnudez, como su ausencia, no pueden ser eróticas si no hay conceptualización e interiorización del deseo, y especialmente si no hay misterio y energía.

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

© Adriano De Vincentiis | Naturaleza Erótica | Ilustración | Cóctel Demente

Todas las imágenes © Adriano De Vicentiis |web |Blog |Facebook